viernes, 26 de abril de 2013

Ensayo sobre La eutanasia


Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
Facultad de Enfermería

Asignatura: DHTIC
Profesora: Patricia Silva Sánchez
Alumna: Lucia Dejanira Durán Peña
‘Ensayo’ 
Tema: La eutanasia
Primavera 2013

22147



INTRODUCCIÓN
La eutanasia que significa “Buena muerte”  ha sido un tema muy polémico desde la aparición de este y es que solo escuchar la palabra ‘eutanasia’ nos hace pensar y reflexionar sobre lo que ésta conlleva.Su objetivo es terminar con la vida de una persona por petición propia, de un familiar o por determinación de algún profesional de saludpara evitar el sufrimiento de un paciente y es ahí donde se entra en el conflicto de si es un acto bueno o malo según tus propias convicciones, aunque independientemente del conflicto moral o ético que surge al poner en práctica la eutanasia o el decidir sobre la vida o muerte de una persona no se puede dejar de lado el aspecto social,jurídico y sentimental.
Con el presente ensayo pretendo definir qué es la eutanasia, dar una breve descripción de su referencia histórica para conocer desde que tiempos se ha practicado la eutanasia, los tipos de eutanasia que existen, las posturas que existen ante ésta ya que como sabemos hay quienes están a favor y quienes están en contra, y las implicaciones legales y éticas, desarrollando el tema tratando de ser intermediaria en cuanto a mi postura en este tema.

CUERPO
¿Qué es la eutanasia?
La palabra eutanasia procede del griego eu= bueno y thanatos= muerte Ysu significado etimológico es el de “buena muerte”. En la Real Academia Española se define a la eutanasia como “Acortamiento voluntario de la vida de quien sufre una enfermedad incurable, para poner fin a sus sufrimientos” y muchas veces  utilizamos de forma errónea o confundimos el término de eutanasia. Nospodemos encontrar  con sinónimos de esta palabra como: muerte digna, suicidio asistido o muerte apropiada. La significación que se le de al termino “eutanasia” es muy importante ya que dependiendo el significado que se le de, su practica puede parecer ante la sociedad un crimen o como una acto de misericordia.
Eutanasia es la acción u omisión por parte del médico u otra persona, con la intención de provocar la muerte del paciente terminal o altamente dependiente, por compasión y para evitar o acabar con todo el sufrimiento.
Referencia histórica de la eutanasia
Desde tiempos antiguos distintas culturas de pueblos primitivos han tenido manifestaciones sobre la eutanasia y desde entonces había corrientes que estaban a favor de esta práctica.
La eutanasia en la antigüedad.-
 La eutanasia surge como hecho y palabra ya en la antigüedad. Con la expresión griega "Euthanasia", el emperador romano Augusto, según Suetonio, designa su ideal de muerte, que él, a la edad de 76 años, también ha experimentado.
En la cultura griega, que estaba centrada en lo bello y sano, Platón dijo que “quien no es capaz de vivir desempeñando las funciones que le son propias, no debe recibir cuidados, por ser una persona inútil tanto para si mismo como para la sociedad”. Los pueblos primitivos practicaban diversos medios para ayudar a morir, por ejemplo,  el remate de los heridos a muerte  en la guerra.
Desde entonces parte fundamental de la ética médica es el Juramento de Hipócrates, en donde es evidente la negación de la eutanasia activa y la ayuda al suicidio con la siguiente frase: “no le daré a nadie un remedio que pudiera causar la muerte, aunque se me pida, ni tampoco daré un consejo en esa dirección", aunque según otro sentido filosófico, el médico tiene el permiso para ayudar a morir cuando el sufrimiento físico o mental amenazan  las cuestiones morales.
También  han existido corrientes  que defendían la eutanasia, una de esas corrientes es la de los estoicos (importante movimiento filosófico del periodo helenístico) que al igual que consideran el suicidio como una muerte o salida heroica, defienden que cuando una persona esta fastidiada por dolores demasiado fuertes en caso de lesiones graves o de enfermedades incurables y el dolor impide que viva de una forma tranquila o feliz, se le debe matar.
En la edad media.-
Con la llegada del cristianismo, la visión sobre la eutanasia cambia ya que se adopta una actitud contraria hacía ella.La eutanasia, el suicidio y el aborto son considerados como pecado, ya que el hombre no puede disponer libremente sobre la vida que le fue dada por Dios,la ética cristiana no se centra en lo “bello y en lo sano” como en el caso de la filosofía sino que considera al enfermo como una persona cuya atención debe ser privilegiada.
En la modernidad.-
En la modernidad la perspectiva cristiana se abandona y se vuelve al pensamiento de las corrientes filosóficas de la Antigüedad, quedando en primer lugar este mundo, la naturaleza y el hombre. La salud, la juventud y la vida eterna deben ser objetivos alcanzables con la ayuda de las ciencias naturales y de la medicina. La eutanasia cambia, del concepto de vida y de la comprensión de la ciencia, de la relación médico – paciente así como también de la solidaridad entre los hombres. Este hecho no ha experimentado cambios hasta nuestros días.
Tipos de eutanasia
Dentro de la definición de eutanasia cabe una clasificación en función de como se lleva a cabo ese acto voluntario:
Ø  Eutanasia activa: Es la que mediante una acción positiva se provoca la muerte del paciente. Dentro de esta se encuentra la eutanasia voluntaria e involuntaria.
Ø  Eutanasia voluntaria: es la que se lleva a cabo con consentimiento del paciente con lucidez mental que solicita que se le mate para librase de sus sufrimientos físicos o morales por que los considera insoportables
Ø  Eutanasia involuntaria: es aquella que se realiza a un enfermo que por cualquier razón no pueden dar su consentimiento o que manifiesta su deseo de no morir.
Ø  Eutanasia pasiva: es el dejar morir intencionadamente al paciente por omisión de cuidados o tratamientos que son necesarios para mantener la vida que están indicados y son proporcionados.
Ø  Ortotanasia: es el permitir que la muerte natural llegue en enfermedades incurables y terminales, tratándolas con los máximos tratamientos paliativos para evitar sufrimientos, recurriendo a medidas razonables.
Ø  Sedación terminal: es la administración deliberada de fármacos para lograr el alivio, inalcanzable con otras medidas, de un sufrimiento físico o psicológico, mediante la disminución profunda e  irreversible de la conciencia en un paciente cuya muerte se prevé muy cerca, con el consentimiento explícito, implícito o delegado del paciente.
Ø  Suicidio asistido: el acto de ayudar a suicidarse en el caso en el que la persona no sea capaz de hacerlo por sus propios medios.
Posturas ante la eutanasia
Biologismo: Esta posturavenera la vida y ve a  la muerte como un mal absoluto, y a la vida como un bien absoluto. Un medico que está a favor de esta postura hará el máximo esfuerzo para conservar y prolongar la vida del enfermo, alargando la lucha por la vida del paciente hasta situaciones que llegan a ser irracionales.
Otra postura que sin llegar a lo irracional dice que para dejar de aplicar tratamientos para mantener vivo al paciente requiere necesariamente de la decisión firme e informada del paciente, esta decisión no se podría tomar en cuenta en pacientes tratados con narcóticos, con grandes dolores o afectado por las consecuencias de la enfermedad y está en respecto a la voluntad del paciente, lo que en la practica puede llevar a que no haya un paciente terminal capaz de decidir sobre su tratamiento.
Elitismo: Esta postura indica que debemos juzgar la calidad de cada vida y preservar solo las que son suficientemente valiosas, es decir, las que son suficientemente “personas”,  por ejemplo, se les prohíbe reproducirse a los que son genéticamente inferiores según sus criterios de desempeño, Los defensores de la postura elitista defienden la eutanasia activa en niños deficientes, coinciden en afirmar que puede quitarse la vida a seres humanos cuya existencia es frustrante o constituyen una carga, ya que se les niega el carácter personal.
El Humanismo: La otra postura ética es el humanismo, que entiende que la vida es un valor importante, y que constituye intrínsecamente un bien inestimable, que su valor no depende de su perfección o productividad ni de consideraciones sociales o extrínsecas, toda vida de un paciente es un bien aunque sea una vida limitada y sin utilidad.
Moralidad de la eutanasia
El conocimiento de la vida humana nos permite formular una idea esencial: que cada ser humano es único e irrepetible, valioso por el hecho de serlo y de vivir.
Una sociedad que acepta la terminación de la vida de algunas personas, en razón al estado de su salud y por la participación de terceros, se inflige a sí misma la ofensa que supone considerar indigna la vida de algunas personas enfermas. Al ignorar algo tan humano como es la lucha por la supervivencia, la voluntad de superar las limitaciones, la posibilidad de recuperar la salud gracias al avance de la Medicina, se fuerza a aceptar una derrota que casi siempre encubre el deseo de librar a los vivos del "problema" que representa atender al disminuido. Desde la perspectiva de la autonomía personal, no es equiparable el derecho a vivir, que alienta en todos casi siempre, con el supuesto derecho a terminar la propia vida. Sin embargo, la eutanasia supone un acto social, una actividad que requiere la actuación de otros, dirigida deliberadamente a dar fin a la vida de una persona.

Aspecto Jurídico
El supuesto derecho a la muerte digna enmascara la realidad jurídica de la eutanasia. No es lo mismo morirse, o dejar morir, que matar o ayudar a otro a matarse. Mientras que morirse es un hecho, dejar morir implica una conducta ética ya que unas veces procederá abstenerse de intervenir, o suspender el tratamiento en los casos de enfermedades incurables; y otras veces, dejar morir, pidiéndolo o no el paciente, puede ser un acto inmoral y hasta criminal de abandono de los deberes de asistencia médica hacia el enfermo. El causar la muerte de alguien, ya sea de forma activa o pasiva, implica una acción  que busca matar, lo que siempre es inmoral por ser contrario ala ley natural y a los principios de la ética. De modo que, sin perjuicio de que en la eutanasia y el suicidio asistido la finalidad pueda ser compasiva, esta intención buena no hace bueno el medio empleado y sólo puede modular o rebajar la responsabilidad, moral y jurídica, derivada de una acción que significa “matar”, es decir, terminar con la vida de una persona.
El problema es la injusticia en la que el profesional sanitario puede verse implicado, ya que la clasificación de hombres y mujeres como personas y no  según sus condiciones vitales, es un atentado graveno sólo contra la conciencia del llamado a colaborar en tal práctica, sino contra el estado de derecho.
Muchas veces es difícil como profesional de salud estar a favor o poner en práctica la eutanasia, ya que aunque las intenciones sean “buenas” hay ciertas leyes que pueden afectarte como profesionista.
El apoyo humano y afectivo que tienen los profesionales sanitarios en su práctica diaria es importante para establecer una comunicación abierta con el enfermo en situación terminal. La muerte y el proceso de morir producen en los cuidadores reacciones psicológicas que conducen a evitar la comunicación con el paciente y su familia.
CONCLUSION
Como podemos ver hay diversos tipos de eutanasia y diferentes posturas que llegan  ser extremistas pero lo importante sobre todo es que la muerte sea digna para el enfermo y que solo sea posible si además de los medios técnicos para aliviar el dolor físico se crea un ambiente humano con la cercanía de los seres queridos, la ayuda espiritual y afectiva que necesita el enfermo, la compasión no es la que quita la vida sino la que la cuida hasta su final natural.
Para muchos es rechazable el privar a cualquier persona del asumir lo más serenamente posible su proceso de muerte. Por ello, ante un enfermo terminal, con dolor físico o sufrimiento moral, lo más justo es acompañarlerespetando siempre tanto la vida como la muerte.

Elaborado por Lucia Durán


Referencias Bibliograficas

  1. 2 Dietrich Von Engelhardt. ActaBioethica. Santiago, Chile, 2002, pp. 55-66.
  2. 3Serrano Ruiz-Calderón JM. Eutanasia y vida dependiente. Eiunsa. 2001
  3. Pagina web : http://www.redessvida.org/publicaciones-red-latinoamericana-de-sacerdotes-y-seminaristas-por-la-vida/245-la-eutanasia

1 comentario:

  1. oyé gracias por esta info, gracias a ti podre darme una idea de hacer mi ensayo sobre la eutanasia!..

    ResponderEliminar